Una velada romántica en San Valentín sin salir de casa

Como recordaréis, en nuestro último post os recomendábamos un regalo muy original para San Valentín que consistía en primeramente intrigar con un candado para acabar sorprendiendo con un viaje. Pero claro, no todo el mundo tiene tiempo o dinero para regalar algo así. No os preocupéis, vamos a seguir proponiendo otras opciones para que todo el mundo tenga su propio regalo original.

Hoy nos vamos a centrar en hacerle a tu pareja una sorpresa en casa. Podréis prepararla para cualquier momento del día, aunque quizás sea más romántico en la cena. La comida puedes hacerla tú o encargarla y que te la lleven a casa, en este caso eso no es lo principal (ya se sabe que no a todo el mundo se le da bien, no tiene tiempo o no le gusta eso de cocinar). Vamos a fijarnos en los detalles: la decoración.

Prepara la mesa: un par de platos, los cubiertos y un par de copas. Hasta ahí bien. Un poco soso, ¿no? Venga, añade unas velas, un mantel y unas servilletas que encajen con el día de los enamorados (basta con que, por ejemplo, sean rojos). La mesa ya está lista. Bien, pasamos a la estancia: te recomendamos los globos que podrás ver al final del post, están muy de moda, no son demasiado “ñoños” y dejan bastante claro el mensaje que quieres transmitir. Te dejamos además otros de corazones que también nos han gustado. Para terminar, añade unos pétalos de rosa por encima de los muebles o haz un camino con ellos desde la puerta hasta la mesa (cuando llegue a casa, sólo tendrá que seguirlo para ver la sorpresa) y coloca unas cuantas velas por toda la estancia.

Y esto es todo. Ojalá os sirva de inspiración y consigáis dar una buena sorpresa a vuestra pareja en San Valentín. Además, si queréis añadir a todo esto un regalo, no olvidéis que en nuestra web encontraréis el mejor regalo para San Valentín.

 

One Comments

  • jose

    31 Enero, 2017

    ¡Qué bonito es estar enamorado!

    Reply

Deja un comentario